Inicio Novena en honor a Nuestra Señora de la Reconciliación

Procesión de Nuestra Señora de la Reconciliación, la Inmaculada Dolorosa - Familia Sodálite Noticias

NUESTRA SEÑORA DE LA RECONCILIACIÓN

MONICIÓN

En su hermoso designio reconciliador, Dios Padre ha querido que su Hijo naciera de Mujer; pero esta Mujer debía estar libre de toda mancha; no podía verse herida por el pecado original, porque era el mismo Dios, a quien iba a concebir. Esta mujer, es Santa María, Nuestra Señora de la Reconciliación, la vencedora de Satanás, La Virgen Fiel toda su vida, la Madre del Salvador.

Procesión de Nuestra Señora de la Reconciliación, la Inmaculada Dolorosa - Familia Sodálite Noticias

MARÍA, MADRE DE LA EVANGELIZACIÓN

MONICIÓN

La evangelización es precisamente un corolario de la maternidad espiritual de Santa María. A lo largo de toda su vida, su servicio evangelizador ha sido ejemplar. Así como Ella coopera con el divino designio, nosotros debemos cooperar con su maternal tarea de dar al Señor Jesús a los hombres y mujeres de hoy, dejándonos atraer y asumir en el proceso de amorización, y dando testimonio del amor reconciliador de Dios que sale al encuentro del ser humano.

Procesión de Nuestra Señora de la Reconciliación, la Inmaculada Dolorosa - Familia Sodálite Noticias

MARÍA, COOPERADORA EN LA OBRA DE LA RECONCILIACIÓN

MONICIÓN

Nuestra Madre cooperó activamente con el Señor Jesús, su Hijo, en la gran obra de reconciliarnos. María, la Virgen Inmaculada Dolorosa, quiere que hagamos nuestro el don de la Reconciliación y para ello nos auxilia con su intercesión obteniéndonos la gracia que necesitamos.

Procesión de Nuestra Señora de la Reconciliación, la Inmaculada Dolorosa - Familia Sodálite Noticias

MARÍA, GUIA EN EL PEREGRINAR

MONICIÓN

Por el bautismo hemos renacido a la vida de la gracia, hemos sido hechos hijos de Dios y hermanos de Jesús, el Hijo de María. Somos el nuevo Pueblo de Dios, la comunidad de los creyentes, la Iglesia. Como cristianos estamos llamados a vivir de la dinámica bautismal, dinámica del dolor-alegría, dinámica de la muerte para la vida. María primera discípula de Cristo Jesús, supo vivir plenamente esta dinámica de dolor-alegría, mostrándonos así el camino que todos debemos seguir en nuestro peregrinar por este mundo hacia la Casa del Padre.

Procesión de Nuestra Señora de la Reconciliación, la Inmaculada Dolorosa - Familia Sodálite Noticias

MARÍA, PRIMERA DISCÍPULA DEL SEÑOR JESÚS

MONICIÓN

Por el bautismo hemos renacido a la vida de la gracia, hemos sido hechos hijos de Dios y hermanos de Jesús, el Hijo de María. Somos el nuevo Pueblo de Dios, la comunidad de los creyentes, la Iglesia. Como cristianos estamos llamados a vivir de la dinámica bautismal, dinámica del dolor-alegría, dinámica de la muerte para la vida. María primera discípula de Cristo Jesús, supo vivir plenamente esta dinámica de dolor-alegría, mostrándonos así el camino que todos debemos seguir en nuestro peregrinar por este mundo hacia la Casa del Padre.

Procesión de Nuestra Señora de la Reconciliación, la Inmaculada Dolorosa - Familia Sodálite Noticias

MARÍA, ESCUELA DE FE

MONICIÓN

La fe de Santa María fue grande, más grande que la del mismo Abraham, que esperando contra toda esperanza, creyó; y creyó algo que desafiaba no sólo la posibilidad humana, como en el caso de Abraham, sino todo lo imaginable: la Encarnación del Verbo de Dios en su seno virginal. María acepta lo que ha sido, es y será un tremendo desafío a la debilidad de la razón caída. Lo hace sin regateos, en un Hágase responsable que asume todo lo que viene después, en claro antecedente de esa bendita “locura” de la que hablará San Pablo. Y, así, por el Hágase se ve convertida en Madre de Dios. Anonadado ante la grandiosidad del milagro ocurrido, San Bernardo de Claraval sostiene en un pasaje lleno de belleza: “Dios realizó tres maravillas en la Encarnación. Unió a Dios y al hombre; a la Madre y a la Virgen; y la fe y el corazón humano”.

Procesión de Nuestra Señora de la Reconciliación, la Inmaculada Dolorosa - Familia Sodálite Noticias

MARÍA, MADRE DE LOS CREYENTES

MONICIÓN

María se hizo Madre de Dios por nosotros, y así al concebir al Reconciliador nos concibió a nosotros. Con toda licitud se aplican a María los versos del Cantar de los Cantares: “Tu vientre es un cúmulo de trigo rodeado de lirios”. Era un solo grano pero es llamado cúmulo, pues en Él estaban encerrados los escogidos; por eso al Señor Jesús se le llama primogénito, pues lo fue de muchos: los hijos de María, los hijos de la fe. Elredo de Rieval expresa muy bellamente esta idea de la maternidad de María: “Ella es, hermanos —dice el santo abad— verdaderamente nuestra Madre, de ella hemos nacido, por ella somos alimentados, por ella crecemos”. María es Madre nuestra y escuela de nuestra fe.

Procesión de Nuestra Señora de la Reconciliación, la Inmaculada Dolorosa - Familia Sodálite Noticias

MARÍA, MADRE DE DIOS

MONICIÓN

El objeto de nuestra fe no son ni mitos ni leyendas. La fe, cree y confiesa hechos que realmente acontecieron. Así decimos que el Señor Jesús, Hijo único de Dios Padre, por nosotros los hombres y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó en María, la Virgen, y se hizo hombre. Santa María es la Mujer que con su cooperación hizo posible la Encarnación del Hijo de Dios y por ello es reconocida y venerada por todo el pueblo cristiano como la Madre de Dios.

Procesión de Nuestra Señora de la Reconciliación, la Inmaculada Dolorosa - Familia Sodálite Noticias

MARÍA EN LA COMUNIÓN TRINITARIA

MONICIÓN

Santa María fue elegida Madre de Dios Hijo, y por tanto, es la hija predilecta del Padre y sagrario del Espíritu Santo.

María por su cooperación libre en la nueva Alianza realizada por la Encarnación, Muerte y Resurrección del Señor Jesús, tiene, al lado de su Hijo, un lugar en la historia de la reconciliación. Por la comunión y la participación, la Virgen Inmaculada vive ahora inmersa en el misterio de la Trinidad, alabando la gloria de Dios e intercediendo por los hombres.