Inicio Crónicas Arequipa: 30 años de un fecundo peregrinar de fe y apostolado

Arequipa: 30 años de un fecundo peregrinar de fe y apostolado

Arequipa, 18/01/15 (Noticias sodálites – Perú). Arequipa fue fundada un 15 de agosto de 1540, bajo la denominación de Villa Hermosa de Nuestra Señora de la Asunta, ha sabido conservar a lo largo de los siglos su identidad católica, razón por la que es conocida como la Roma del Perú. Desde hace 30 años alberga a la Familia Sodálite y a sus diversos proyectos y servicios educativos y solidarios.

catedral aqp

“Arequipa, ciudad honrada, sana, creyente, de costumbres severas; Arequipa es una ciudad pensativa, algo silenciosa, tranquila…” decía el ilustre escritor arequipeño Jorge Polar, describiendo el ambiente que se vivía en vísperas del siglo XX.

La Familia Sodálite en Arequipa acaba de cumplir 30 años de presencia en esta región al sur del Perú. Se trataba de la primera ciudad fuera de Lima en la que el Sodalicio de Vida Cristiana fundaba una comunidad.  Invitados por el entonces Arzobispo de Arequipa, Mons. Fernando Vargas Ruiz de Somocurcio, un grupo de sodálites llegó para establecerse en el verano de 1984 y preparó la casa que fue inaugurada el 15 de agosto con el nombre de Nuestra Señora de Chapi, la patrona de Arequipa, ante la presencia de decenas de jóvenes que habían llegado en esos días para realizar una misiones en distintos poblados del Valle del Tambo.

Desde los inicios el apostolado sodálite se concentró en las familias y los jóvenes. A través de grupos de esposos, las Agrupaciones Marianas, la preparación para recibir sacramentos, clases de religión y otras actividades de formación cristiana, paulatinamente las familias arequipeñas fueron conociendo la comunidad sodálite y su propuesta espiritual. Luego, con el nacimiento del Movimiento de Vida Cristiana, la labor apostólica se multiplicó. Grupos de jóvenes, esposos y adultos crecían en diversos lugares de la región sur del Perú, como en Camaná y Mollendo en la costa de Arequipa o en las alturas de Puno y Cuzco.

En 1985, con apenas unos meses de establecido en Arequipa, el Sodalicio organizó el I Congreso Internacional de la Reconciliación sobre el pensamiento de Juan Pablo II, preparando la visita que el Papa Peregrino haría al Perú. Teniendo como escenario el convento de Santa Catalina, el evento reunió a más de 600 participantes entre obispos y sacerdotes, fieles laicos, religiosos y religiosas que, venidos desde distintas partes del Perú y del mundo. En esa ocasión expusieron el Cardenal Mons. Josef Tomko, entonces Prefecto de la Sagrada Congregación para la Evangelización de los Pueblos; el Cardenal Alfonso López Trujillo, quien fue Arzobispo de Medellín, Presidente del CELAM y Presidente del Pontificio Consejo para la Familia; Luis Fernando Figari, Fundador del Sodalicio de Vida Cristiana; Mons. Karl Romer, Obispo Auxiliar de Rio de Janeiro; Mons. Bismarck Carballo, Vicario Episcopal de Managua; el P. Massimo Serretti, de Italia; el P. Cándido Pozo, SJ, de España; el pensador chileno, Fernando Moreno; y Mons. Antonio Cheuiche, Obispo Auxiliar de Porto Alegre. Fruto de ese congreso se publicó “Temas para una teología de la reconciliación”, documento final que orientaría la reflexión de los siguientes años. Apenas unas semanas después el Santo Padre visitaría Arequipa, ocasión en la que los miembros de la Familia Sodálite prestaron su colaboración.

En 1988 se fundó el Instituto del Sur, un proyecto de formación técnica que en su momento significaba un gran desafío, puesto que las opciones de estudios superiores en Arequipa eran escasas y muchos jóvenes migraban a Lima para ello. El ISUR cuenta hoy con 11 carreras en 5 programas profesionales, programas de extensión y múltiples servicios para en el ámbito de formación técnica. El ISUR es miembro de The World Federation of Colleges and Polytechnics (WFCP), y mantiene convenios con instituciones de América Latina, Norteamérica y Europa. La comunidad académica está conformada por más de 3000 personas, entre alumnos y profesionales docentes y administrativos. Alfredo Rivera, su director académico, explica que “el ISUR tiene un fuerte compromiso con la formación integral de sus alumnos” y  señala que, entre los muchos proyectos interesantes que han desarrollado, tiene especial importancia el Diplomado de Liderazgo Empresarial Católico que proporciona a los alumnos acompañamiento personalizado y un ritmo intenso de actividades intelectuales a cargo de profesores nacionales e internacionales.  La perspectiva integral, que busca formar a la persona desarrollando el factor humano, busca que los alumnos del ISUR no sólo adquieran capacidades técnicas sino que se formen con valores cristianos.

Desde los inicios de la presencia sodálite en Arequipa se fue desarrollando en las zonas pobres de la ciudad una labor solidaria con los más necesitados. Durante el shock económico de 1990, se pudo atender las zonas más afectadas con cocinas y comedores populares, que sirvieron de alivio para centenares de familias durante los duros meses de la crisis que afectó a todo el país. Las zonas atendidas carecían de servicios básicos lo que motivó a numerosas y variadas iniciativas.  “Era difícil decir qué era lo más urgente” —cuenta el P. Javier Len, quien vivió muchos años en Arequipa—, “pero viendo las necesidades de salubridad y la escasez de agua, una de las primeras cosas que pudimos hacer fue instalar tanques de agua y conseguir un camión cisterna para el suministrarla en los lugares de menos recursos”. Han pasado muchos años y hoy muchas de estas poblaciones han logrado salir de la pobreza extrema. Sin embargo Solidaridad en Marcha sigue brindando servicios en zonas necesitadas con dos centros educativos, cinco guarderías, tres comedores, un policlínico y un asilo, en los que profesionales y voluntarios proporcionan la atención a niños, ancianos y personas vulnerables.

Además de los servicios solidarios, el Movimiento de Vida Cristiana trabaja en capillas y centros pastorales en diversas zonas de la ciudad, desde donde se brinda formación en la fe y atención sacramental. Desde 1989 se organiza Convivio, el congreso de estudiantes católicos que congrega a escolares de la Ciudad Blanca, y diversas colectas, marchas y servicios orientados a que los jóvenes y las familias encuentren un espacio de apostolado y testimonio cristianos. El compromiso de la Familia Sodálite con la sociedad y la cultura arequipeñas se expresa además en diversidad de iniciativas, como el Congreso Anual Región Arequipa (CARA), un evento que congrega a los líderes políticos, sociales y culturales para debatir propuestas y agendas que contribuyan al desarrollo de la región.

En 1997, el Sodalicio de Vida Cristiana fundó la Universidad Católica San Pablo, un proyecto que por gracia de Dios y el trabajo generoso de muchas personas, se ha venido consolidando en la región sur del país. La universidad está comprometida con el desarrollo de Arequipa, lo que le ha permitido contar con el aliento de las autoridades y el apoyo de profesionales de diversos ámbitos que bajo un proyecto universitario integral procuran brindar una formación humana y académica con una clara identidad católica. Actualmente cuenta con una comunidad académica de cerca de 7500 alumnos y más de 450 profesores, 9 programas profesionales, institutos y centros culturales y académicos, una Escuela de Postgrado.

En medio de todas estas iniciativas de evangelización, muchos jóvenes que han experimentado el llamado del Señor a entregarse a Él para vivir plenamente disponibles al apostolado en el Sodalicio. También jóvenes arequipeñas han descubierto el llamado a consagrar sus vidas en la familia espiritual como integrantes en las Siervas del Plan de Dios o en la Fraternidad Mariana de la Reconciliación. Estas últimas cuentan desde 1997 con una comunidad en Arequipa y colaboran activamente en el quehacer apostólico de la Familia Sodálite arequipeña.

Hoy los miembros de la Familia Sodálite en Arequipa contemplan con gratitud las abundantes gracias recibidas a lo largo de estos años. Y saben muy bien que todas esas bendiciones llegan a través de María Santísima. Por eso, siguiendo una tradición muy arraigada en la Ciudad Blanca, la Familia Sodálite en Arequipa realiza todos los años su Peregrinación al Santuario de Chapi y participan juntos la Eucaristía bajo el manto de la Madre. Recorriendo más de 70 kilómetros a través de las áridas montañas arequipeñas, acuden al encuentro de la Virgen de la Candelaria, Nuestra Señora de Chapi, recordando a través del largo camino que la vida cristiana es también un camino largo, donde no faltan cansancios ni fatigas, pero que avanzando como familia espiritual, ayudándose unos a otros, se logra vencer las dificultades y es posible llegar al encuentro pleno con Dios Amor.

La Familia Sodálite ha cumplido ya 30 años de peregrinar a los pies del Misti, confiados a la intercesión amorosa de la Virgencita de Chapi, celebrando con alegría las bendiciones del Señor. En el marco de ese aniversario tan especial, Arequipa será la sede de la IV Asamblea Plenaria del Movimiento de Vida Cristiana que se realizará en enero del 2015. Representantes del MVC de todos los lugares del mundo en donde se encuentra compartirán días de evaluación y trabajo para analizar el camino recorrido desde la última Asamblea Plenaria —realizada en Ecuador— y discernirán juntos los horizontes hacia los que el designio divino los invita a avanzar en los próximos cinco años.