Inicio Solidaridad

Solidaridad

Conscientes de que la transformación personal debe ir acompañada de la aplicación de las consecuencias sociales del seguimiento del Señor Jesús, la Familia Sodálite emprende distintos tipos de labor solidaria con el hermano concreto, particularmente con el débil, el pobre, el que sufre, el enfermo y el marginado.

La pobreza, sin embargo, no es solo material sino también espiritual. En ese sentido, el compromiso apostólico con los más necesitados exige no olvidar nunca la estrecha relación entre evangelización y promoción humana. En el trabajo solidario se busca asistir al prójimo ayudándolo a pasar de condiciones de vida menos humanas a condiciones cada vez más humanas y dignas de su ser persona e hijo de Dios.